Buscar este blog

viernes, 13 de enero de 2023

EN UCRANIA SON BOMBAS

Caían sucias como estorninos. Atravesaron un tejado oscuro y nocturno al lado de mi cara. Salímos despavoridos. No había nadie que condujera el descalabro hacia un lugar amable. Silencio por fuera y rabia por dentro.

Solté la mano de la campana para sacudir la espalda del hombre gris. Cayó como un saco muerto en el barro. Tan estúpido. No supe si llorar o chillar. La guerra mataba hombres grises.

No había techo bajo el que cobijarse, ni suelo firme que pisar. Solo luz y espacio libre sin libertad.

Corríamos como hormigas fumigadas. Desvelamos nuestros ahorros, pagábamos con lo que teníamos a quien diera comida agua calor aun sin lugar para vivir.

Solo puedo contar contigo: lastimoso miedo incrustado en mi cerebro, sacudido día y noche por espantos ruidosos, gritos y lágrimas. Solo tú mi compañero ruin, pegado a mi piel como un abrigo que solo otros pueden quitarme de encima, permaneces.


En recuerdo a las víctimas de guerra de una Europa vendida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar. Saludos.

GERUNDEANDO

https://www.tallerdeescritores.com/quedate-en-casa-a-escribir?sc=dozmv7bo8hzl6um&in=kw35vb0jr7h13kf&random=9092 Por César Sánchez